Vigo,
Martes, 20 Enero, 2015

El Nuevo Régimen de Responsabilidad de Administradores y Directores Generales

La modificación de la Ley de Sociedades de Capital hace necesaria la revisión de los seguros de D&O
El Juez Decano de los Juzgados de Vigo, Germán Serrano, demanda a los profesionales del seguro mayor asesoramiento a sus clientes, y a la industria aseguradora que potencie la mediación para llegar a soluciones extrajudiciales
Los flujos económicos de los Juzgados produjeron para la Hacienda Pública 150 millones de euros en intereses
Los administradores y directivos, expuestos a más riesgos por su gestión
En la transferencia de este riesgo habrá que tener en cuenta su finalidad, las figuras cubiertas, el ámbito temporal de aplicación de la póliza, sus coberturas y su adaptación a la última reforma de la Ley de Sociedades de Capital

El pasado 20 de enero Fundación Inade, dentro del “Plan GES Galicia (Generando Empresas + Seguras)” y en el seno de su “Foro Inade”, acogió una jornada de trabajo para analizar, debatir y reflexionar sobre el riesgo de la responsabilidades de los administradores y directivos de las empresas, una vez modificada por la entrada en vigor de la Ley 31/2014, de 3 de diciembre, por la que se modifica la Ley de Sociedades de Capital para la mejora del gobierno corporativo. 

Germán Serrano Espinosa, Juez Decano de Vigo y Miembro de la sala de gobierno del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, presidió el acto inaugural de la jornada, realizando un repaso sobre la situación de la Administración de Justicia a nivel nacional y en el área metropolitana de Vigo.

Durante su alocución, Serrano reconocía “cada vez estoy más convencido de la importancia del buen aseguramiento, que nos evita patologías jurídicas y carga de trabajo”; si bien afirmaba que es necesario un buen asesoramiento personalizado, “en la redacción de los condicionados de los contratos hay que salirse de los estándares establecidos, de las pólizas ya escritas”. Aprovechaba la ocasión para proponer como medidas de dinamización de la Justicia “llegar a soluciones extrajudiciales potenciando la mediación previa en asuntos de aseguramiento”

La primera ponencia de la jornada analizó la situación normativa de las responsabilidades a las que se pueden enfrentar un administrador, un consejero o un directivo de una sociedad tras la reciente reforma de la Ley de Sociedades de Capital (Ley 31/2014, de 3 de diciembre, por la que se modifica la Ley de Sociedades de Capital para la mejora del gobierno corporativo), que marca una nueva regulación del régimen de responsabilidades por daños de estas figuras. La abogada Sara Mondelo Rodríguez, asociada principal en el despacho CUATRECASAS, GONÇALVES PEREIRA abordó la reforma desde el ámbito mercantil. 

Sara Mondelo comenzaba su exposición explicando que la responsabilidad por daños es aquella que obliga al administrador que ha incumplido sus deberes o que ha actuado de forma contraria a la ley o los estatutos (tanto por negligencia como por fraude) a indemnizar por los daños directos causados al patrimonio de la sociedad, al patrimonio personal de socios, a terceros o a acreedores. En este sentido, indicaba “cuando una persona es accionista, todo son derechos y casi no hay obligaciones, salvo el límite de las aportaciones; pero siendo administrador, el límite es el propio patrimonio personal por lo que habrá necesariamente que conocer los riesgos”. Y recordaba que este incumplimiento se considera tanto por la comisión de actos como por omisiones concretas. 

Por su parte, José María Elguero Merino, Director del Servicio de Estudios de MARSH, presentó datos sobre las principales magnitudes en la contratación de pólizas de seguro de D&O (seguro de responsabilidad civil de administradores, consejeros y directivos) en España. Elguero recomienda revisar todas las pólizas de D&O con más de dos años de antigüedad. Bajo su criterio, habrá que tener en cuenta las nuevas obligaciones para los directivos y consejeros derivadas de los programas de Compliance, revisar las exclusiones (por incumplimientos “dolosos” de esas nuevas obligaciones), el aumento de los plazos de impugnación de acuerdos de 40 días a un año y negociar nuevas condiciones del seguro de D&O cuando se hayan incorporado a la sociedad los programas de cumplimiento normativo, ya que se fomenta el mejor gobierno corporativo, que deriva en una disminución del riesgo, que puede llevar aparejada una reducción de la prima de seguro. 

Poniendo fin al turno de ponencias, Fernando Vega Gambra, Director de Líneas Financieras de la entidad aseguradora QBE realizó un repaso sobre los términos más importantes incluidos en las pólizas de D&O. Para Vega, en la transferencia de este riesgo es primordial prestar atención a cinco conceptos de la póliza: su finalidad (se trata de transferir el riesgo de las personas a la compañía en lo que se refiere a la gestión de la sociedad, pero no todo es asegurable), las figuras cubiertas, el ámbito temporal de aplicación de la póliza, sus principales coberturas y su adaptación a la reforma de la Ley de Sociedades de Capital. 

Para dar a conocer la terminología técnica y específica de los contratos de seguro que se formalizan para transferir este riesgo, José María Elguero presentó el Diccionario de D&O (Glosario de términos del seguro de Responsabilidad Civil de Administradores, Consejeros y Directivos), elaborado por QBE y Marsh. 

Durante el debate entre los ponentes y los asistentes a la jornada se matizaron puntos relativos al alcance de la cobertura de los seguros de D&O y la minimización de responsabilidad de los administradores con la implementación de programas de cumplimiento normativo y su efectvidad.

Próximas citas

No hay próximas convocatorias