Vigo,
Martes, 18 Septiembre, 2018

El reto de la longevidad en el siglo XXI

El seguro no sabe cubrir el riesgo de la longevidad
Fundación Inade reunió en su Foro Inade a expertos que debatieron sobre el reto de la longevidad y presentaron el informe “El reto de la longevidad en el siglo XXI” del INSTITUTO SANTALUCÍA
José Antonio Herce defendió que “el mejor seguro de longevidad jamás inventado es la Seguridad Social”
Para Germán González, “hoy el personal sanitario debe pasar de curar a cuidar de los longevos, pero España tiene una enorme carencia de geriatras”
José Antonio Sánchez insistió en que “el modelo de relación entre el seguro público y el privado debe cambiarse. El privado podría ser complementario y evitar duplicidades de pago”
Para Josefina Fernández “Las familias necesitas profesionales que les ayuden a cuidar a sus familiares longevos”
Eugenia Líbano subrayó que “se debe mentalizar a la población de que la jubilación es un derecho; para disfrutar de una longevidad cada vez más larga se debe de ir construyendo poco a poco el sistema que complemente la aportación del Estado”

Fundación Inade organizó en el salón de actos del Círculo de Empresarios de Galicia (Vigo) una nueva jornada en el seno de su Foro Inade, en la que, de la mano de expertos de diferentes ámbitos, se debatió sobre el riesgo de la longevidad. El acto comenzó con la presentación del informe “El reto de la longevidad en el siglo XXI” elaborado por el Instituto Santalucía.

La jornada, que estuvo presentada y moderada por el Director de Fundación Inade, Adolfo Campos, contó con una participación de cien profesionales, tanto de la medicina y el seguro como la consultoría.

El informe “El reto de la longevidad en el siglo XXI” fue presentado por José Antonio Herce San Miguel, Director Asociado de AFI y Miembro del Foro de Expertos del Instituto Santalucía, que desgranó los datos más significativos. Para este investigador, “la longevidad es un reto formidable para el siglo XXI”. En este sentido, “la actividad de los seguros es absolutamente necesaria y tiene un futuro extraordinario siempre y cuando sepa adaptarse a los cambios del tiempo”.

Según los datos del informe, en el último siglo, la esperanza de vida al nacer ha mejorado en España en promedio de 4 años por década. José Antonio Herce estableció que “la longevidad avanza hoy en día a un ritmo de 5 horas, es decir, cada 24 horas, sumamos 5 horas a nuestra vida, algo que se viene manteniendo desde hace más de 150 años”.

En función de estas circunstancias, el ponente explicó que ya se ha superado el límite de los 120 años, ya que la persona que más ha vivido falleció con 127 años. Ante esta realidad, el experto insiste “en que lo que muchos consideran un ‘problema’ como es la baja natalidad es algo intrascendente”. José Antonio Herce lo define como normal y aclara que “la baja natalidad son los meses de más que vivimos cada año”. “Las ganancias de vida antes eran beneficios para la sociedad, la longevidad añadía recursos a la vida, pero en el siglo XXI, las ganancias de vida van a vidas no laborales, por eso las pensiones son insostenibles, porque hay gasto de recursos no generados”, indicó el experto. Profundizando en el tema de las pensiones, José Antonio Herce incidió en que “el 90% de la población llega a los 65 años y aún le quedan 21-22 años de vida. Es por eso que las pensiones no se pueden pagar a la altura de nuestras expectativas. No hay nadie que pueda demostrar que, con los esquemas laborales y sociales que tenemos, hay recursos suficientes para pagar vidas tan largas”.

Esperanza de vida saludable

Por otro lado, el ponente quiso especificar que dentro del marco de la longevidad, se debe hacer un especial análisis del concepto de ‘esperanza de vida saludable’, ya que, en sus palabras, “el alargamiento de la vida debería estar acompañado de esta expresión”. El investigador quiso hacer referencia a que “no es vivir más, sino vivir en buenas condiciones”. Por este motivo, el profesor Herce afirmó que “el mejor seguro de longevidad jamás inventado es la Seguridad Social, pero ésta debe atenerse a las reglas actuariales, ya que todos los sistemas hoy en día han violado estas reglas y no son sostenibles”.

El estudio también hace referencia a que la esperanza de vida al nacer se ha duplicado hasta los 80 años en España en el último siglo y se sitúa en los 21 años después de los 65 años, tras haber avanzado en más de dos años durante la última década y media. Además, el número de centenarios españoles se ha duplicado en los últimos diez años, superando las 15.000 personas a finales de 2017. Igualmente, la población mayor de 85 años ha crecido en más de medio millón de personas en la última década, hasta contabilizar 1,4 millones de personas.

Esta realidad nos coloca como cuarto país del mundo en el que la población vive más años (por detrás de Japón, Suiza y Singapur), pero nuestra posición desciende en esperanza de vida saludable. La esperanza de vida saludable es el equivalente de años que se espera que vivan los individuos con buena salud y supone en promedio mundial 10 años menos que la esperanza de vida grosso modo. José Antonio Herce explicó que “España ocupa el noveno lugar en el ranking mundial de esperanza de vida saludable” y enumeró los factores que influyen en la longevidad como son “la predisposición genética, la disponibilidad de un sistema nacional de salud que trabaje por la salud de la población (Estados Unidos dedica el 17% del PIB a la sanidad, mientras que España dedica un 8% aunque con mejores resultados) y la prescripción propia”.

Respecto al sector del seguro, José Antonio Herce incidió en que “este segmento de la población será un foco de atención importante” y que “las instituciones e industria aseguradora de todo el mundo deben hacer esfuerzos conjuntos para favorecer la asignación de recursos suficientes en esta etapa de la vida”. “Hay que intensificar el esfuerzo de I+D en productos y servicios para la jubilación y la industria debe ofrecer no solo mayor tiempo de las rentas sino mayor calidad de vida al beneficiario”. Además, recalcó que “las primas reducidas para eventos probables son una ruina”.

El experto incidió en que “existen dos necesidades bien diferenciadas: para los individuos de edades cercanas a los 65 años se deben ofrecer soluciones mixtas que combinen rentas de jubilación con prestación de servicios residenciales, asistenciales y sanitarios y, por otro lado, para los menores de 65 años emerge la promoción de estilos de vida que permitan alargar la esperanza de vida saludable”.  “La salud preventiva se convierte en un instrumento muy potente y accionable por las compañías”, añadió.

Como conclusión, José Antonio Herce volvió a insistir en que las instituciones y la sociedad deben adaptarse a esta realidad y afrontarla. “Hay que estar preparados para afrontar esta realidad con una normativa acorde a ellos y con un enfoque bioético que garantice los derechos de los asegurados”, sentenció.

Mesa Redonda

Posteriormente, en la mesa redonda se debatió sobre cómo afrontar la longevidad en una sociedad de cambio con José Antonio Sánchez Herrero, Director General de ICEA (Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones); María Eugenia Líbano Balsebre, Responsable de Formación de la compañía Santalucía Vida y Pensiones; Germán González Pazó, Director Médico del Grupo Vithas; Josefina Fernández Miguélez, Consejera Delegada de la red de  centros y servicios de atención a la dependencia DomusVi; y José Antonio Herce San Miguel, Director Asociado de AFI (Analistas Financieros Internacionales) y Miembro del Foro de Expertos del Instituto Santalucía.

Desde el punto de vista socio-sanitario, Germán González y Josefina Fernández insistieron en las necesidades de ese sector de la población, ahondando en los problemas que genera la longevidad que deriva finalmente en gran dependencia. Germán González se refirió a que “los pacientes mayores que llegan ahora a urgencias se denominan pacientes crónicos y pluripatológicos con gran demanda de un apoyo familiar que la estructura actual no le ofrece”. Por ello, a día de hoy el doctor afirma que “los profesionales sanitarios debemos cambiar el chip y pasar de curar a cuidar a este tipo de pacientes”. Ante un paciente de estas características, Germán González sostiene que “los profesionales deben regirse por cuatro principios: autonomía del paciente, beneficencia (lo mejor para el paciente), no magnificencia y justicia y equidad”. Debemos recordar que este tipo de pacientes suponen una mayor dedicación para el sector sanitario ya que, según Germán González, “los gastos de una persona con Alzheimer son 35% mayores”.

Por su parte, Josefina Fernández recordó que “en Galicia hay 1200 personas mayores de 100 años” y sentenció que “la longevidad termina en gran dependencia”. La empresaria quiso hacer hincapié en que, en contra de lo que se piensa, “en España no se abandona a los mayores. La familia que llega a DomusVi lo hace triste y con resignación porque no puede hacer más y necesitan a profesionales que le ayuden a cuidar esas pluripatologías”. Josefina Fernández abogó por que “el futuro de la longevidad pase por un seguro, es decir, por nuevos productos que permitan asegurar una buena calidad de vida en el futuro y que no hay hoy; y por abrir la puerta a la creación del sistema sociosanitario español”.

Sector asegurador

Desde el punto de vista de la industria aseguradora, José Antonio Sánchez aportó que “la longevidad es una oportunidad y un reto para el sector asegurador y debemos tener preparados productos adecuados para cubrir estas necesidades”. “El sector asegurador debe ofrecer productos adecuados para esta nueva realidad y, al tiempo, crear riqueza como industria”, añadió. Pero el experto también admitió que “existe falta de información y pedagogía sobre el tema de las pensiones y parte de culpa es de la industria aseguradora, que se ha aproximado al tema desde un punto de vista técnico y no de necesidad”. Por ello, apostó por que “el modelo de relación entre el seguro público y privado debe cambiarse. El privado podría ser complementario y evitar duplicidades de pago”.

Ante estas cuestiones, José Antonio Herce recalcó que “las figuras de jubilación compatible hay que darlas a conocer”. Por su parte, María Eugenia Líbano, explicó que “se puede asegurar el riesgo de la longevidad. Hay productos genéricos que nos permiten hacerlo pero hay problemas económicos y de mentalidad que impiden su difusión”. Al tiempo, entonó el mea culpa y admitió que “desde la industria aseguradora no nos hemos sentado a hacer un mapa de riesgos personales de nuestros clientes”. “No se trata de vender productos sino que debemos hacer un servicio integral para su proyección personal”, añadió.

La experta también afirmó que “el riesgo de longevidad es carísimo y debemos concienciar a la juventud de esta realidad”. Además, sorprendió a los asistentes recordando que “un complemento adecuado a la jubilación debería ser el de contar cuando tuviésemos 70 años con una aportación de entre 250.00 y 300.000 euros en un plan de pensiones”.

Conclusiones

Como remate final, cada ponente resumió en unas frases su idea de cómo se debe afrontar este reto de la longevidad. Para Josefina Fernández, “la jubilación es un derecho, no una obligación, y el trabajo debe ser tan maravilloso que no deberíamos querer jubilarnos”. Por su parte, Germán González esgrimió que “nos corresponde que la tercera edad no sea una edad de tercera”.

José Antonio Sánchez indicó que “avanzamos hacia un futuro de infinitas oportunidades. Debemos asumir la situación, repasar el modelo social y económico y cómo distribuimos la riqueza para que las personas sigan disfrutando de la vida”. María Eugenia Líbano insistió en que se debe “mentalizar a la población de que la jubilación es un derecho” y que “para disfrutar de una longevidad cada vez más larga se debe de ir construyendo poco a poco ese sistema que complemente lo que el Estado nos aporte, para alcanzar una jubilación digna”.

Por último, José Antonio Herce sostuvo que “la longevidad es como una señal que nos viene del futuro pero que no sabemos interpretar” y sentenció que “debemos lograr que la gran edad debe vivirse como una edad grande”.

Próximas citas

Plan Inicia GERENCIARYS 2018-2019
Sábado, 15 Diciembre, 2018 - 09:30
Plan Inicia GERENCIARYS 2018-2019
Viernes, 21 Diciembre, 2018 - 09:30
Plan Inicia GERENCIARYS 2018-2019
Sábado, 22 Diciembre, 2018 - 09:30