Vigo,
Jueves, 18 Octubre, 2012

Los riesgos derivados de la toma de decisiones en la empresa

El 66% de los empresarios gallegos desconoce la existencia de seguros específicos para proteger las responsabilidades de consejeros y directivos
En Galicia se destinaron 6,6 millones de euros a contratar seguros para garantizar las responsabilidades de sus consejeros y directivos
La primera póliza de D&O que se hizo en España fue contratada por una empresa gallega

La jornada de trabajo analizó las repercusiones de la toma de decisiones de consejeros y directivos, y las soluciones que aporta el sector asegurador para la transferencia de los posibles riesgos. Con este acto se inauguró el programa que la Fundación ha puesto en marcha en colaboración con la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP) con el fin de crear en el tejido empresarial de la provincia una cultura en la gestión del riesgo y su transferencia a la actividad aseguradora.

PONENTES

Fueron ponentes de la jornada:

  • Francisco Peña González, Socio de Gómez-Acebo & Pombo Abogados
  • José María Elguero Merino, Director de Estudios de Marsh

Presentó y moderó la jornada Nicolás Santos Nóvoa, responsable de desarrollo comercial de la dirección comercial noroeste del grupo Allianz.

Durante el acto inaugural hicieron uso de la palabra José Manuel Fernández Alvariño, Presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra, y Valentín Lorenzo Fernández, Presidente de Fundación Inade.

Se analizó y debatió sobre los diferentes tipos de responsabilidades derivadas de las actuaciones de los mediadores tanto como por sus puestos de administrador como por las reguladas sectorialmente y que afectan tanto a adminsitradores como a consejeros y duirectivos.

Se reflexionó sobre los cuatro tipo de acciones que puede generar la responsabilidad civil de administradores: la acción social, la acción individual, la acción por deudas, o la responsabilidad concursal.

Se destacó que la cobertura más importante de los seguros de D&O (Directors and Officers) es la de defensa legal. Se recordó que pese a que las multas no están cubiertas por los seguros, sí se cubren las posibles sanciones derivadas del incumplimiento de las normas en empresas sometidas a regulación y supervisión (excluyendo las derivadas de actos dolosos).

Durante la ponencia recordó asimismo que con la entrada en vigor del Real Decreto-ley 24/2012, de 31 de agosto, de reestructuración y resolución de entidades de crédito se prohíbe tácitamente el ejercicio de acciones frente a administradores del FROB en entidades financieras intervenidas.

Se presentó el “V Estudio sobre el seguro de D&O en España”, (Ver Noticias) destacando algunos datos sobre el desarrollo de este seguro en la comunidad gallega: de los 3.217 millones de euros que Galicia destinó durante el año 2011 a la compra de seguros, un importe de 6,6 millones corresponden a la compra de seguros para garantizar las responsabilidades de consejeros y directivos, ocupando así la séptima posición en el ranking nacional de contratación de seguros de esta modalidad, (respecto al año 2010, desciende un puesto en  el ranking, debido a que otras comunidades han sido más activas).

Más de 1.500 empresas de Galicia tienen seguro de D&O, habiéndolo contratado el año pasado por primera vez 146 empresas. Del estudio realizado es de destacar que pese a que la primera póliza de D&O que se formalizó en España fue de una compañía gallega hace 22 años, el 66% de las empresas gallegas afirman no conocer que existe un seguro específico para la protección de las responsabilidades de los consejeros y directivos, porcentaje de desconocimiento superior a la media nacional.

Con relación a la siniestralidad, los concursos de acreedores son la principal causa de reclamación. A Galicia le corresponde casi el 19% de ellos, la mayoría correspondiente a empresas con menos de 30 trabajadores. Al igual que en el conjunto nacional, los sectores más reclamados en Galicia son los de construcción, inmobiliario, industria y energía así como comercio en general.

Las reclamaciones por prácticas de empleo (acoso, estress laboral, mobbing) son todavía poco frecuentes en Galicia (ocupando el penúltimo lugar en la lista de reclamaciones), muy por debajo del promedio nacional (razón que se sitúa en la segunda posición).

En lo que respecta al panorama nacional, los datos de 2011 demuestran que esta modalidad ha registrado cifras récord tanto en volumen de primas, como en número de pólizas y de reclamaciones, así como de siniestralidad. Elguero indicaba que con un crecimiento del 24,5% en las reclamaciones, el pasado fue el año de la siniestralidad, y que ese porcentaje supone que una de cada tres empresas que tenía contratado un seguro de D&O sufrió una reclamación (36,6% del total), cuando en 2008 sólo una de cada cuatro se encontraba en dicha situación.

Otro de los capítulos del estudio de Marsh se centra en la capacidad del mercado. La primera conclusión es que, para afrontar las reclamaciones, las 28 aseguradoras que comercializan este tipo de seguros en España ofrecen más capacidad de la necesaria y que los sectores más reclamados son los que compran mayores límites de indemnización. Destacan el sector de la energía, suministros e infraestructuras, que compró un límite medio de 99 millones para responder a las demandas por RC contra sus directivos y fue el receptor del 8% de las reclamaciones presentadas en 2011; el sector de inmobiliario y construcción, el más reclamado, que compró de media 83 millones de límite y acumuló el 38% de las reclamaciones; y el sector de instituciones financieras, que compró de media un límite de 73 millones y aglutinó el 28% de las reclamaciones.

Es destacable que, de las 30.832 pólizas que se distribuyen en España, la mitad está intermediada por corredores de seguros; y de esas pólizas, sólo una de cada cuatro es intermediada por uno de los grandes brokers.

El estudio muestra también que el seguro de D&O ha dejado de ser un producto contratado casi en exclusiva por firmas del Ibex35 (la media se sitúa en 103 millones de euros, aunque los límites contratados oscilan entre los 18 y los 400 millones). El 17% de las empresas españolas cuenta ya con un seguro para sus consejeros, entre ellas, el 73% de las sociedades cotizadas, el 48,8% de las sociedades sin cotizar, y el 28,8% de las pymes, segmento en el que se ha producido un crecimiento espectacular respecto al año anterior (20% más). Es destacable el crecimiento del número de empresas familiares que han comprado seguro de D&O (un 30% del  total contratado), que puede estar debido a la profesionalización de la gerencia, la exposición a experiencias siniestrales y la internacionalización del negocio.

El número de pólizas contratadas en 2011 marcó un nuevo récord, aumentando en un 30,26%. Estos datos, unidos al crecimiento en primas (el volumen total asciende ya a 135 millones, un 13% más) y a la concentración de siniestros en grandes cuentas y riesgos muy expuestos, indican que, pese a las reclamaciones, el D&O sigue siendo una oportunidad de crecimiento para las aseguradoras, no en vano ya ocupa el octavo puesto entre las veinte modalidades más contratadas por empresas.

En la comparativa de todo el negocio asegurador, del total de primas recaudadas en 2011 (60.592 millones de euros, el 5,3% del PIB) el negocio ha aumentado con respecto al 2010 una media de 4,13%. Frente al descenso de los seguros de no-vida, en un 0,28%, y en especial el ramo de RC un 5,51%, destaca el aumento en el volumen de negocio generado por la modalidad de D&O, cifrada en un 12,96%.

A modo de resumen, Elguero se refería al año 2012, como “el año de las ‘D’: de Directivos, de Demandas, y de Disconformidad de los accionistas”.

Próximas citas

No hay próximas convocatorias