Carlos Esquivias: "La Previsión Social Empresarial en España está infradesarrollada"

Lunes, 22 Enero, 2018
ENTREVISTA

Carlos Esquivias: "La Previsión Social Empresarial en España está infradesarrollada"

Aprovechamos la presencia de Carlos Esquivias Escobar, Gerente de la Comisión de Vida y Pensiones / Inversiones de Unespa, en nuestra tribuna de Desayunos con Inade para comentar con él diversos aspectos relacionados con la situación de la previsión social complementaria en España.

 

FUNDACIÓN INADE (F.I.): En el año 2011 se aprobó una ley que obliga a la Seguridad Social a informar a cada trabajador anualmente sobre su pensión pública. ¿Qué se puede hacer desde UNESPA a presionar al Gobierno para que se cumpla esta obligación legal?

CARLOS ESQUIVIAS (C.E.): La Comisión del Pacto de Toledo, en la Recomendación 7 de su Informe de 2011, recomendaba que “al menos una vez al año, todo cotizante debía recibir en su domicilio información puntual sobre la pensión aproximada que, de mantenerse constantes sus circunstancias de cotización, percibiría tras su jubilación, como mecanismo de concienciación sobre sus posibilidades económicas en el futuro, así como sobre la relación entre su salario actual y la pensión que le correspondería”.
 

Siguiendo esta Recomendación, desde el Gobierno se comenzó a elaborar un proyecto de Real Decreto para dar cumplimiento al mandato contenido en el apartado 2 del artículo 14 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, introducido por la disposición adicional vigésima sexta de la Ley 27/2011, de 1 de agosto, sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social.
 

Sin embargo, el mencionado proyecto de Real Decreto nunca llegó a aprobarse. Sin duda, este hubiera sido un gran paso, en línea con el que ya han dado otros países europeos (por ejemplo, el “sobre naranja” en Suecia), para que el ciudadano vaya siendo consciente de que su pensión pública de jubilación experimentará, con toda probabilidad, reducciones de su poder adquisitivo como consecuencia de las medidas ya adoptadas (entre las que cabe citar la ampliación progresiva de la edad de jubilación de 65 a 67 años, el incremento también progresivo, del período de cómputo de la pensión de 15 a 25 años, el Índice de Revalorización de las Pensiones (IRP), y el Factor de Sostenibilidad que comenzará a aplicarse a partir de 2019) y las que se adoptarán en el futuro para garantizar la sostenibilidad a largo plazo del sistema público de pensiones de la Seguridad Social.

 

Desde UNESPA seguimos insistiendo en la necesidad de que el Gobierno adopte cuanto antes medidas para que los ciudadanos reciban todos los años la información que les permita entender cuál es su expectativa futura de pensión pública, en euros de hoy, de modo que puedan adoptar decisiones para planificar su jubilación con suficiente margen de tiempo. La experiencia de otros países europeos que ya están aplicando esta medida demuestra que es la mejor forma para que los ciudadanos sean conscientes de la posible diferencia entre su último salario y su previsible pensión en el momento de la jubilación, actuando en consecuencia y comenzando a ahorrar de manera sistemática desde jóvenes.

F.I: ¿Cómo podríamos incentivar a los españoles a destinar sus ahorros a complementar sus ingresos públicos futuros?

C.E.:Además de la anterior medida, que nos parece muy relevante, existen otras posibles medidas que podrían impulsarse desde el Gobierno para que la previsión social complementaria, tanto a nivel de las empresas (2º pilar), como de los individuos (3er pilar), se desarrolle de manera comparable a otros países de nuestro entorno.
 

Los sistemas de pensiones que se apoyan en tres pilares sólidos, es decir, no sólo o mayoritariamente en el primer pilar (pensión pública de la Seguridad Social) sino también en la previsión social complementaria de segundo y tercer pilar, gozan de un amplio reconocimiento en la Unión Europea por ser la forma más eficaz de responder a los retos demográficos (baja tasa de natalidad / incremento progresivo de la longevidad) a los que se enfrentan los sistemas de pensiones y de lograr un doble objetivo: la sostenibilidad de los sistemas y la adecuación de la cuantía de las pensiones.
 

Por lo que respecta a la previsión social empresarial, que está muy infradesarrollada en España, en comparación con otros países de nuestro entorno, creemos que podría implantarse en nuestro país un sistema de adscripción por defecto (similar al que se puso en marcha hace unos años en el Reino Unido) que consiste, en pocas palabras, en que, al incorporarse a una empresa, el empresario incluye al trabajador en un sistema de previsión social, del cual el trabajador siempre tiene la opción de salirse. Si el trabajador aporta una parte de su salario al sistema de previsión social, el empresario tiene que aportar una cuantía similar y el Estado también tiene que contribuir con un cierto importe, a través de una subvención directa, a dicho sistema.
 

En el ámbito de la previsión social individual, resulta esencial que se mantengan, y a ser posible se incrementen en el futuro, los incentivos fiscales dirigidos a que los ciudadanos ahorren durante su vida activa para contar, a partir del momento en que se jubilen, con unos ingresos mensuales complementarios a la pensión pública que puedan percibir hasta que fallezcan.

F.I.:¿Cómo podemos solucionar el traspaso de los ahorros generados en el segundo pilar cambiando de empresa en empresa? ¿Cómo solucionamos la problemática anterior cuando trabajamos en otros países también en empresas distintas?

C.E.: En la actualidad, el Gobierno está transponiendo a nuestro ordenamiento jurídico la Directiva 2014/50/UE relativa a los requisitos mínimos para reforzar la movilidad de los trabajadores entre Estados miembros mediante la mejora y el mantenimiento de los derechos complementarios de pensión. El principal objeto de la Directiva 2014/50/UE es fomentar la libre circulación de trabajadores entre Estados miembros de modo que los ahorros generados en el segundo pilar no supongan un obstáculo a dicha libre circulación. Es posible que la transposición de la Directiva 2014/50/UE en España extienda también sus efectos a la movilidad de los trabajadores dentro de un mismo Estado miembro.

No obstante lo anterior, desde UNESPA hemos puesto de manifiesto que antes de llevar a cabo una trasposición que vaya más allá del objeto de la Directiva 2014/50/UE (trabajadores que se desplazan entre Estados miembros), debería llevarse a cabo un estudio de impacto detallado sobre los efectos que una medida como esa podría tener en el desarrollo futuro de la previsión social complementaria en España y en el tratamiento fiscal de los compromisos por pensiones. La transposición de esta normativa no debería introducir en ningún caso elementos que puedan restar flexibilidad a la negociación colectiva entre los agentes sociales ni limitar el desarrollo futuro de la previsión social empresarial.

F.I. ¿Considera que sería una buena solución de cara al futuro el distribuir el salario del trabajador aportando parte de su retribución a un seguro de ahorro colectivo a la jubilación?

C.E.: Efectivamente consideramos que se trata de una buena solución, y prueba de que creemos en ello la tenemos en que el Convenio Colectivo General de ámbito estatal del sector asegurador firmado en abril del año pasado establece, como una de sus principales novedades, un sistema de aportación definida a un seguro colectivo que viene a sustituir (para los nuevos trabajadores y para los empleados en plantilla que quieran cambiar) al actual premio de jubilación.

F.I. ¿Qué papel juegan los corredores de seguros para fomentar el ahorro destinado al segundo pilar?

C.E.: Sin duda los corredores de seguros pueden tener un papel fundamental para fomentar el ahorro destinado al segundo pilar, que como hemos comentado, está muy infradesarrollado en España, y respecto del que confiamos que se produzca un crecimiento importante en los próximos años.

F.I. En España hay unos 3 millones de autónomos y empresarios individuales. ¿Qué medidas se podrían tomar para incentivar su ahorro a través de sistemas de previsión social planes de pensiones?

C.E.: Dado que los ingresos de los autónomos y empresarios individuales suelen ser mucho más variables que los de los trabajadores por cuenta ajena, dependiendo del momento del ciclo económico en el que nos encontremos, consideramos que una medida que podría tomarse para incentivar el ahorro de estos colectivos sería flexibilizar los límites máximos de aportación a sistemas de previsión social de modo que puedan realizar aportaciones superiores en épocas de ciclo económico alto para compensar las aportaciones que no pueden realizar durante las épocas de ciclo económico bajo.

F.I. A pesar de las malas expectativas demográficas, ¿se puede pensar en la inmigración como solución para paliarlas? 

C.E.: Hace algunos años, antes del inicio de la crisis, se consideró que la inmigración podía llegar a ser una solución que contribuyera a paliar la problemática de la sostenibilidad del sistema público de pensiones de la Seguridad Social. Sin embargo, la experiencia parece haber demostrado que no ha sido así, y prueba de ello es que la Comisión de seguimiento del Pacto de Toledo está analizando actualmente qué medidas se podrían tomar para reducir el importante déficit que presenta el sistema actualmente. Esta es una cuestión muy compleja, que requiere probablemente de una reforma integral que suponga la adopción de numerosas medidas complementarias y coordinadas entre sí. Sin duda la inmigración podría paliar en parte la baja tasa de natalidad de la sociedad española (8,8 nacidos por cada 1.000 habitantes en 2016 frente a 18,7 por cada 1.000 habitantes en 1976 / en 2016, por segundo año, el número de muertes - 409.099 personas - superó al de nacimientos - 408.384 personas -, que siguen cayendo) pero no parece que vaya a ser, a corto plazo, la que más contribuya a la solución de la problemática.

F.I. Si los empleos se reducen por las nuevas tecnologías y la robotización, ¿puede ser esta una amenaza para el modelo de pensiones?

C.E.: En este ámbito hay muchas teorías. Hay académicos que consideran que esa puede ser la situación en el futuro, aunque también es cierto que las nuevas tecnologías y la robotización también están creando otros perfiles de puestos de trabajo. Hay también quien habla de establecer un impuesto a los robots. Sin embargo, a pesar de que puedan existir retos futuros para los sistemas de pensiones derivadas de la evolución tecnológica, que no sólo podrían afectar al empleo sino también a la capacidad de extender la esperanza de vida que pudiera derivarse de los avances en biomedicina, yo creo que, sin perder de vista lo anterior, hay que centrarse, en primer lugar en hacer frente a los retos y las amenazas a los que se enfrentan los sistemas públicos de pensiones en el momento actual, y en buscar soluciones omnicomprensivas y estructurales que garanticen su sostenibilidad a largo plazo y la colaboración público-privada de modo que los futuros jubilados puedan mantener su nivel de vida a través de las pensiones que cobren de tres fuentes de ingresos complementarias: la pensión pública y los sistemas privados de pensiones de segundo y tercer pilar.

F.I. ¿Qué papel juega el sector asegurador en esta situación? ¿Qué debemos hacer para que la población nos vea como un gestor del ahorro seguro?

C.E.: Es evidente que el sector asegurador ha de jugar un papel esencial en esta situación. Hay que poner en valor la solidez de este sector, que incluso en los peores momentos de la crisis ha demostrado su excelente solvencia (cabe recordar que ninguna entidad aseguradora ha necesitado de ningún tipo de rescate) y su capacidad para ofrecer, en todo momento, una amplia oferta de productos de ahorro-previsión que se adaptan a las necesidades y situación personal y familiar de cada cliente. Asimismo, este sector contribuye sustancialmente a la estabilidad financiera y el crecimiento económico de nuestro país en su papel de inversor institucional estable y a largo plazo.

 

Desde UNESPA hemos lanzado la campaña Estamos Seguros (http://www.estamos-seguros.es/) a través de la cual queremos acercar y dar a conocer nuestro sector a la ciudadanía, de una forma sencilla y entendible para todos. El incremento y la mejora de la educación financiera de los ciudadanos constituye otra de las palancas indispensables para generar una verdadera cultura del ahorro. 

Próximas citas

Curso de Posgrado en Gerencia de Riesgos y Seguros
Viernes, 7 Septiembre, 2018 - 09:30
FORO INADE
en Vigo
Martes, 18 Septiembre, 2018 - 09:00